El Santo padre en su homilía sostuvo que todo Obispo debe despedirse en algún momento de su cargo y que para ello se debe estar preparado.

El papa Francisco este martes en la homilía en la Casa Santa Marta, sostuvo que  el verdadero pastor sabe dejar su cargo en la Iglesia cuando es el debido momento, porque sabe que el rebaño no es su propiedad y él no es el centro de la historia.

 “Un pastor que no aprendió a despedirse es porque tuvo alguna relación equivocada con el rebaño, una relación que no está purificada por la cruz de Jesús”.

El Santo Padre habló de las actitudes que debe tener todo pastor e invitó a no sentirse el centro de la historia y a seguir al Espíritu Santo.

“Una de las cosas que le dará paz al pastor cuando se retira es recordar que nunca fue un pastor de compromisos otra es obedecer al Espíritu, porque el pastor sabe seguir apropiadamente su camino” sostuvo. El santo padre.

Por último, el pontífice comentó las palabras de San Pablo: “No considero mi vida digna de estima” porque “no es el centro de la historia, de la historia grande o de la historia pequeña”, sino que es un servidor.

El Papa citó un dicho popular que dice: “Como se vive, se muere; cómo se vive uno se despide”. Y San Pablo se despide con una “libertad sin compromisos”. “Así se despide un pastor”, subrayó.

“recemos por los pastores, por nuestros pastores, por los párrocos, obispos, por el Papa, para que su vida sea una vida sin compromisos, una vida en camino, y una vida en la que ellos no crean que están en el centro de la historia y así aprendan a despedirse”.


Redacción: Paz Estéreo