En la audiencia general de este miércoles el Papa Francisco invito a ver la esperanza como el ancla que nos sujeta a Dios por el mismo camino.

El Papa Francisco inició la audiencia de este miércoles retomando el tema de la esperanza cristiana, recordó que entre los símbolos cristianos de la esperanza está el ancla porque que Dios está cerca, y debemos estar anclados en él por el camino que conduce a su lado.

El Pontífice llegó en el jeep descubierto y cruzó  la plaza saludando a los presentes, que le aguardaban agitando pañuelos, el Santo Padre subió algunos niños al vehículo y bendijo a bebes y adultos mayores.

En el resumen de la catequesis de hoy, que el Pontífice realizó en idioma español, indicó que “las palabras del Evangelio de san Mateo nos aseguran que nuestro Dios es un Dios cercano, que camina a nuestro lado. No es un Dios lejano e indiferente, sino lleno de amor y de ternura por cada hombre y mujer”.

“A diferencia de nosotros, hábiles en arruinar vínculos y derribar puentes, Dios permanece fiel, nunca nos deja solos, sino que camina siempre a nuestro lado, aun cuando nos olvidáramos de él. La existencia de todo ser humano es un camino, una peregrinación”, señaló el Papa.

El pontífice recordó“la Sagrada Escritura está llena de historias de peregrinos y viajeros, como la de Abraham que, siguiendo la voz del Señor, abandonó su tierra para ir al encuentro de Dios”.

Y señaló “entre los símbolos cristianos de la esperanza está el ancla, que evidencia cómo la esperanza cristiana no es un sentimiento indefinido sino que está siempre allí presente por medio del amor del hijo único”.

El Pontífice concluyó deseándoles a todos los presentes “en este tiempo pascual la contemplación de Jesús resucitado, que ha vencido a la muerte y vive para siempre, nos ayude a sentirnos acompañados por su amor y por su presencia vivificante, aún en los momentos más difíciles de nuestra vida”. 


Redacción: Verónica Palacio