Francisco en su audiencia destacó la importancia de generar una cultura donde todos como hijos de Dios pensemos en construir paz y esperanza. 

Durante la audiencia del Papa Francisco al recibir a los participantes del encuentro promovido por el Dicasterio para el servicio del desarrollo humano integral, con motivo de los 50 años de la encíclica Populorum Progressio, el pontífice aseguró que solo entre la integración de los pueblos la humanidad podrá tener un futuro en paz y esperanza.

El Papa recuerda que fue el beato Pablo VI quien en esta encíclica precisó el significado de “desarrollo humano integral” como parte de la sociedad, y señaló que el deber de la solidaridad nos obliga a buscar las formas justas para compartir, evitando la separación entre quienes tienen mucho y quienes no tienen nada.

El Santo padre indicó, que “es necesario integrar en el desarrollo, la economía, las finanzas, el trabajo, la cultura, la vida familiar, la religión, cada uno en su tema, como una orquesta que toca bien si todos los instrumentos están afinados”.

Francisco concluyó, hay que constituir la dimensión individual y la comunitaria ante una sola cultura que nos permita pensar en el yo y en la comunidad.


Redacción: Verónica Palacio