Teniendo en cuenta la gran importancia del sector ganadero para el desarrollo del campo colombiano, el Gobierno Nacional decidió incluirlo en la política Colombia Siembra para impulsar su desarrollo con líneas de financiamiento e instrumentos como ICR y LEC.

 

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural ha puesto en marcha importantes instrumentos de financiamiento en el marco de la política Colombia Siembra. Dado el importante papel que juega el sector ganadero en el país, se definieron beneficios dentro de la política que impulsarán el desarrollo del sector en los próximos años.

De acuerdo con el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, las inversiones en riego y drenaje, maquinaria y equipos, silvospastoreo y retención de vientres quedaron incluidas en Colombia Siembra, por lo que tendrán acceso a mayores reconocimientos en el Incentivo a la Capitalización Rural – ICR y menores tasas en la Línea Especial de Crédito-LEC, incluyendo como beneficiarios a pequeños, medianos y grandes productores.

 

“Los ganaderos son nuestros grandes aliados en el desarrollo rural, tengan la seguridad que el Gobierno nacional está con todos los productores de leche y carne del país”, afirmó.

 

Estos instrumentos son administrados por el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario – FINAGRO y para acceder a ellos se debe realizar el trámite de la solicitud de crédito ante cualquier intermediario financiero.

Es así como, ahora los ganaderos podrán acceder a mayores incentivos gracias a la política Colombia Siembra. En el caso del ICR, que es un incentivo que otorga FINAGRO con recursos del Gobierno Nacional a inversiones desarrolladas en el campo, que se liquida con base en el valor del proyecto, así: 40% para pequeños productores, 30% para medianos y 20% para grandes productores, así se aseguran recursos para todos los productores del campo.

El ICR Colombia Siembra será otorgado para las siguientes inversiones en el campo que se financien con recursos FINAGRO: Cultivos de silvopastoreo, equipos, sistemas e inversiones para riego y drenaje, maquinaria para uso agropecuario, adquisición de toros puros y embriones.

Otro de los beneficios de esta política para los ganaderos es la Línea Especial de Crédito – LEC, una línea con tasa subsidiada para la retención de vientres de ganado bovino y bufalino, como mecanismo para brindar del capital necesario para los ganaderos sin tener que salir a vender sus hembras.

Esta línea le permitirá a los ganaderos acceder a tasas muy bajas: DTF para joven rural; DTF para pequeño productor; DTF + 1 para mediano productor; DTF+2 para grandes productores, DTF para esquemas asociativos; y, DTF para esquemas de integradores.

El plazo para esta línea LEC será de 7 años con tres años de periodo de gracia y los montos máximos serán de $137 millones para pequeños productores y $500 millones para medianos y grandes productores. Y el máximo de financiación por vientre a retener será de $ 2 millones.

Sin lugar a dudas, las condiciones que brinda Colombia Siembra para el sector ganadero, redundarán en grandes oportunidades y resultados para el desarrollo del campo colombiano.

Así mismo, para infraestructura pecuaria como corrales, infraestructura agrícola, bodegas de manejo de post-cosecha, infraestructura para la transformación, mejoramiento de suelos, maquinaria y equipos de transformación, transporte especializado, unidades y redes de frio, los ganaderos podrán acceder al ICR General con un reconocimiento sobre la inversión del 30 por ciento para el pequeño productor, 20 por ciento para el mediano productor y 30 por ciento para los esquemas asociativos.

 

 


(Contenido: Suministrado)


 

 

COMPARTIR