Hoy se conmemora el Jueves Santo, en este día durante la última Cena, Jesús instituyó dos sacramentos: La Eucaristía y el Orden Sacerdotal.

Se realiza una eucaristía especial, en ella, el sacerdote realiza el lavatorio de pies a doce personas quienes representan a los apóstoles.

El Evangelio de Mateo explica lo que pasó: “Jesús tomó un pan y,  después de decir una bendición, lo partió y, dándolo a los discípulos, dijo: ‘Tomen, coman. Esto significa mi cuerpo’. También, tomó una copa y, habiendo dado gracias, la dio a ellos, diciendo: ‘Beban de ella, todos ustedes; porque esto significa mi “sangre del pacto”, que ha de ser derramada a favor de muchos para perdón de pecados’” (Mateo 26:26-28).

También en este día, Cristo nos dejó un mandamiento nuevo: “Amaos los unos a los otros así como yo los he amado”. El P. Donato Jiménez recuerda que durante el Jueves Santo debemos aprovechar la oportunidad de reconciliarnos con el prójimo y de interiorizar esta enseñanza. Además, el párroco señala que mucha gente acude a esta eucaristía por un acto de fe. Más bien, lo que debemos hacer es acudir con un corazón dispuesto a encontrar el sentido del amor al prójimo.

Por otro lado,también celebramos que Cristo instituyó el Sacramento Sacerdotal e instituyó la Eucaristía, cuando partió el pan durante la última cena y les dijo a los apóstoles : “Hagan esto en memoria mía”.

 

(Aciprensa)

 

COMPARTIR