Fotografía tomada de OPUS DEI Colombia

El lienzo de la Virgen de Chinquinquirá será trasladado a Bogotá el 1.° de septiembre para su encuentro con el Papa Francisco en Bogotá.

El cuidado y custodia del lienzo estará a cargo de los hermanos Dominicos y la Arquidiócesis de Bogotá organizó unas actividades denominadas “Cenáculo de Oración” entre las cuales se hará: Procesión, Eucaristía, predicaciones, conferencias y rosarios.

La historia de dicha imagen data del año 1586 cuando María Ramos, una mujer del lugar, recuperó el lienzo que había sido guardado por estar en mal estado en un oratorio. Ramos decidió reparar el viejo oratorio y el lienzo maltratado, otorgándole el mejor lugar de la capilla.

La historia cuenta que diariamente oraba y pedía a la Virgen del Rosario que se manifestara, hasta que el 26 de diciembre de 1586 cuando María salía del oratorio, una mujer indígena llamada Isabel junto a su pequeño hijo al pasar por el lugar le gritaron: “mire, mire Señora…”, al dirigir su mirada a la pintura ésta brillaba con resplandores y la imagen, que estaba irreconocible, se había restaurado con sus colores y brillo originales; los agujeros y rasguños de la tela desaparecieron.

Desde entonces empezó la devoción a la advocación conocida como “Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá”.


Redacción: Paz Estéreo