Luis Álvaro Pardo Becerra, director del centro de estudios mineros de Colombia

Tras conocerse la noticia de que el municipio de Cajamarca, al igual que Ibagué y Piedras realizaran también una consulta popular para que los habitantes decidan si están de acuerdo o no con que se realicen megaproyectos de explotación que afecten los recursos hídricos y el medioambiente, podría decirse que los argumentos de las grandes multinacionales a favor de la megaminería a cielo abierto, ya no convencen mucho.

Paz Estéreo dialogó con una de las autoridades importantes del tema minero en el país, Luis Álvaro Pardo Becerra, director del centro de estudios mineros de Colombia, economista, periodista y quien también fuera asesor en temas mineros de la Contraloría General de la Nación, nos habló sobre el momento actual que vive el Tolima en el tema de megaminería y que significa para el departamento que un nuevo municipio se sume a una consulta popular.

Sobre la decisión del concejo de Cajamarca de aprobar la consulta popular dijo que: “el concejo se reúne y toma una decisión histórica, no es una decisión cualquiera, es una decisión histórica porque ya después de lo que ha pasado en Piedras, Tauramena, Ibagué y ahora Cajamarca, se le está notificando al gobierno nacional y a las grandes compañías mineras, que los colombianos estamos aprendiendo de normas, estamos aprendiendo nuestra constitución, y vamos a exigir lo que allí está plasmado, si al gobierno se le olvida, si a Anglo Gold Ashanti se le olvida, la constitución dice que todas las decisiones que impacten los territorios, deben ser consultadas con las comunidades, entonces ¡eso ya! es una notificación histórica que se le ha hecho al gobierno y a las multinacionales mineras, que no pueden seguir haciendo lo que quieran, que tienen que consultar con nosotros, habitantes del territorio, cualquier decisión que se tome respecto a minería o respecto a cualquier otra actividad”, señalo Alvaro Pardo.

collage

Para nadie es un secreto que el tema de la minería en el Tolima, se ha vuelto tendencia en el país, no solo por la consulta popular que esta próxima a realizarse en la ciudad de Ibagué, sino también por la consulta lograda en el municipio de Piedras, y ahora en Cajamarca, además de que en el departamento ha sido tema de cuestionamientos, señalamientos y discusión una de las multinacionales mineras más grandes del mundo, la sudafricana Anglo Gold Ashanti, sobre la multinacional, el director del centro de estudios mineros de Colombia se refirió a algunos antecedentes históricos registrados en un informe de la Human Rights Watch (Observatorio de Derechos Humanos), y cuál fue el papel de esta, en un escenario como la guerra civil del Congo.


Luis Álvaro Pardo se refirió a un elemento vital que está en juego en medio de todo lo que representa el momento que vive el departamento y Colombia en el área de la megaminería, y es el agua, para el director del centro de estudios mineros de Colombia, el agua es un tema de discusión en el mundo. “más o menos 170 o 180 constituciones nacionales, de estas por lo menos 130 ya han elevado el agua a nivel de derecho humano, esa es la importancia que la humanidad le viene dando al agua, ¿y por qué es importante? ¿por qué es importante que en Colombia el agua se convierta en un derecho humano y que todos los colombianos salgan en la defensa de nuestros recursos hídricos? Porque el agua es un derecho vital, porque sin el agua no se materializan otros derechos que están consagrados en la constitución nacional, ¿cómo sin agua puede haber derecho a la vida?  ¿cómo sin agua, se puede materializar el derecho al ambiente sano? ¿cómo sin agua se puede materializar el derecho a la seguridad alimentaria? o a una vivienda digna, o a una vida digna, si no hay agua esos derechos no se podrían garantizar, y esos derechos son parte de los fines esenciales del estado, de manera que si el estado quiere, cumplir la constitución, y ser garante de los derechos fundamentales su primera acción debería ser a favor del agua, de su preservación”.

“Si bien en el mundo países europeos, ya han prohibido la minería a cielo abierto, porque a nosotros se nos hace tan extraño que en Colombia prohibamos la minería a cielo abierto”

Y es que las consecuencias y el impacto ambiental que ocasiona la minería a cielo abierto, no son nada alentadores así lo hizo saber Luis Álvaro Pardo donde asegura que no solo lo ambiental se ve afectado, sino también las áreas de la economía, el orden público, desempleo, como le ha pasado a los departamentos del Cesar y la Guajira.

Finalmente, el director del centro de estudios mineros de Colombia, afirmo lo siguiente: “somos amigos de la minería, creemos que hay que hacer minería, somos amigos de la empresa, legitimamos su maximización del lucro, pero no de esta forma, no bajo este modelo que está llevando a acabar con todos los recursos, que son en últimas el patrimonio de todos los colombianos”.

Luis Álvaro Pardo Becerra, fue enfático y resalto la importancia que se le debe dar al agua en Colombia, siendo esta un derecho vital.


Redacción y Entrevista: Cristian Camilo Cuellar Trujillo

 

 

 

COMPARTIR