Las fuertes lluvias presentadas en la tarde y parte de la noche de este miércoles, ocasionaron inundaciones, taponamiento de colectores y casas destechadas en la ciudad y la zona rural. El gerente del Ibal, José Alberto Girón, manifestó que debido a las altas turbiedades en la bocatoma fue necesario cerrar la captación. “Se espera poder regular el servicio a las 2 de la tarde”, agregó.

Sectores afectados por las inundaciones como el barrio Las Brisas y Las Américas, fueron atendidos por el GPAD, así lo manifestó la directora del ente de control, Guiomar Troncoso, “con los organismos de socorro de la Alcaldía logramos atender las emergencia presentadas en la zona veredal como los crecimientos de los ríos Las Perlas, El Guamal y Combeima, el cual estuvieron supervisado ante un aumento del caudal y complicaciones de los mismo”.

 


Redacción: Paola Andrea Galindo González