Foto: Suministrada / Paz Estéreo

La Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima), se desplazó al departamento del Casanare y en trabajo conjunto con  Corporinoquia lograron devolver a su ecosistema a cerca de 84 especies sacadas de hábitat natural.

El trabajo se realizó en el departamento del Casanare (Yopal), en el municipio de San Luis de Palenque; vereda “Mata de Santo” donde está ubicada una reserva natural de la sociedad civil que cuenta con todo el aprestamiento ecosistémico, para que las especies que fueron trasportadas desde el Centro de Atención y Valoración de Fauna de Ibagué, recuperaran su libertad en el ambiente natural y tiempo perdido en el que estuvieron en cautiverio.

En la reserva natural en el municipio de San Luis de Palenque; vereda “Mata de Santo” del Casanare, se dio inicio a la liberación de las especies. Ésta tuvo que darse por fases para que el regreso al hábitat de los individuos fuera exitoso. Es allí donde se pone en práctica el protocolo de liberación, consistente en la adecuación de un espacio, lo más natural posible dentro de la reserva, para que las aves paulatinamente se fueran acostumbrando a su nuevo y definitivo hogar.

“Por fin llegó el tan anhelado momento de ver los individuos regresar a su hábitat; el observar volar y caminar, aves y tortugas por cielo y suelo casanareño respectivamente, fue sublime” indicó Cesar Higera, funcionario de corporinoquia . Los nuevos residentes que llegaron a la reserva natural de la sociedad civil a 6 horas por tierra de Yopal son:

-26 Tortugas Morrocoy (Chelonoidis carbonaria)
– 2 Tortugas Charapas (Podocnemis expansa)
-24 loras Frentiamarilla, Una Lora Real (Amazona ochrocephala)
-10 Gaucamaya-cheja o Cariseca (Chestnut-fronted Macaw)
-2 Guacamayas Bandera (Ara macao)
-6 Guacamaya Azul (Ara ararauna)
-1 Guacamayo Rojo (Aramilitaris)
-6 Monos Ardilla (Saimiri),

Estas especies fueron reubicados temporalmente en el hogar de paso perteneciente a la Corporación Autónoma de Orinoquia.

La decisión se toma porque casualmente, en el hogar de paso de la autoridad ambiental del Casanare, es cuidado   un mono ardilla de escasos 3 meses de edad, y para que su rehabilitación y actitudes comportamentales de los primates sean aprendidas, es adecuado permitirle unirse al grupo de 6 que llegan desde la capital del Tolima.

Es de anotar que por circunstancias de adopción, su liberación sólo se dará hasta en 5 meses y será en la misma reserva, compromiso acordado entre ambas corporaciones.

Pese a lo largo y extenuante del traslado, los individuos siempre contaron con la asistencia de un médico veterinario y un biólogo pertenecientes a la sub dirección de calidad ambiental de la Máxima Autoridad Ambiental del Tolima, quienes estuvieron siempre al pendiente de las especies en cuanto al cuidado, hidratación y alimentación durante todo el recorrido.

Las liberaciones muestra que el tráfico de especies silvestre sigue siendo unas de las principales infracciones cometidas hacia la fauna silvestre, así lo indicó Adriana Cardoso Osuna   líder del programa de control y vigilancia adscrito a la Sub dirección de Calidad ambiental del Cortolima:

“Desafortunadamente no tenemos conciencia, creemos que sacar las especie de su habitan natural y volverlos mascotas es algo normal y sin consecuencias para los individuos y estos ejercicios de liberación demuestran todo lo contrario”, puntualizó la funcionaria de Cortolima.

“Las liberaciones de los individuos pone en evidencia el gran esfuerzo que realiza el Centro de Atención y Valoración de Fauna de Cortolima; porque en el caso de las aves, el 95% liberadas volaron de manera inmediata y solo el 5 % restante lo hizo unas hora después, eso demuestra que el trabajo de rehabilitación y acondicionamiento hecho por los funcionarios del CAV esta dando resultados” puntualizó Cardoso osuna.


Redacción: Paola Andrea Galindo González