Lilian Tintori, esposa del líder opositor venezolano preso Leopoldo López, instó este lunes al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a pronunciarse sobre la situación en Venezuela al afirmar que los líderes demócratas que no lo hacen “son cómplices de Nicolás Maduro” y “avalan violaciones de derechos humanos“.

Hemos tenido apoyo de muchos países del mundo, pero necesitamos más“, afirmó Tintori en unas declaraciones a la emisora mexicana Radio Fórmula este domingo, cuando se realizaron elecciones legislativas en Venezuela, y que fueron difundidas este lunes.

Indicó que Venezuela está “en crisis profunda” y por eso necesita apoyo de sus “hermanos de Latinoamérica”.

 

Hemos ido a México, nos han escuchado en México, la sociedad civil, los medios de comunicación, los senadores, los parlamentarios que están aquí en Venezuela, en esta elección, para acompañarnos“, relató.

 

México nos acompaña, pero sí necesitamos que el líder de ese Gobierno se pronuncie“, agregó en referencia a Peña Nieto.

Tintori se preguntó “cuánto mas tiene que pasar para que se pronuncie (el mandatario mexicano), a cuántas personas más tienen que matar“.

Si alguien sabe qué se siente es México, que lo ha vivido, han vivido el dolor de una madre que no encuentra a su hijo“, manifestó.

 

Según Tintori, “eso también está pasando en Venezuela, por eso los líderes demócratas del mundo se tiene que pronunciar y si no lo hacen son cómplices de Nicolás Maduro, avalan violaciones de derechos humanos, avalan intimidaciones, el uso abusivo del poder para ir en contra el pueblo“.

 

Los resultados, con los que el chavismo pierde la mayoría parlamentaria después de 17 años, “fortalecen la vocación democrática de la región“, agregó el Gobierno de México, que reiteró “el deseo de continuar con el fortalecimiento de la relación de amistad y cooperación” con Venezuela.

En las pocas ocasiones en que se ha pronunciado sobre el país suramericano, Peña Nieto se mostró en junio pasado a favor del “respeto a los derechos humanos” en el país caribeño y detalló que la relación con Maduro es solamente “institucional“.

 

EFE

COMPARTIR