La mesa de diálogos de La Habana cerrado sus puertas y abrió su sede en Colombia, donde tendrá mucho trabajo por hacer

Con la instalación de la Comisión de Seguimiento, se impulso y Verifico a la implementación del Acuerdo de Paz (Csivi) la cual salio a la luz en la primera instancia derivada de lo pactado en La Habana. La Csivi tiene como objetivo acompañar el proceso de implementación del Acuerdo.

Según el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, la comisión tendrá los ojos puestos en tres carriles de implementación: “el cese bilateral del fuego y la dejación de armas, el ámbito normativo que requiere la puesta en marcha de los acuerdos, y la materialización local de las instancias territoriales que propone el texto del fin del conflicto”.

Con el fin de hacer cumplir lo instaurado en la implementanción del acuerdo de paz  la comisión estaría integrada por tres delegados de las Farc y tres del Gobierno. Por parte de la guerrilla, los designados son Iván Márquez, Victoria Sandino y Jesús Santrich, mientras que por parte del Ejecutivo están Sergio Jaramillo; el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y el ministro para el posconflicto, Rafael Pardo. Según lo establecido en el Acuerdo Final, la comisión tendrá una duración de hasta 10 años, teniendo como primer período de funcionamiento hasta enero de 2019.
También tendrá un plazo de cuatro meses para elaborar el denominado Plan Macro para la implementación, que contendrá “el conjunto de propósitos y objetivos, metas y prioridades e indicadores, las recomendaciones de política y medidas necesarias para la implementación de todos los acuerdos, así como su priorización y secuencia cronograma e instituciones responsables”.

Por otro lado, el jefe negociador de las Farc, Iván Márquez, en su primera rueda de prensa hizo énfasis en que ahora se inicia la etapa más difícil del proceso de paz, “la de sentar las bases para la construcción de la paz, sustentada en los cambios a favor de las mayorías que se prolongue en los tiempos venideros”.
Márquez también señaló que ha llegado la “hora de materializar lo pactado y puntualizó que eso implica que se abre una zona de turbulencias y dificultades, pues, según el jefe guerrillero, contra ese propósito conspiran el egoísmo y la ausencia de humanidad de ciertos corazones, refiriéndose a los sectores de privilegiados que no quieren que Colombia cambie”.

Al respecto, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, detalló que el próximo lunes se llevará al Legislativo.


Redacción: Verónica Palacio

COMPARTIR