El presidente Nicolás Maduro aseguró hoy a través del canal del Estado, VTV, que de darse una victoria de la oposición en las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre, activaría una junta cívico-militar de gobierno para evitar, según él, que el país entre en una de las más turbias etapas de su vida política.

 

“Si se diera ese escenario, negado y transmutado, Venezuela entraría en una de las más turbias y conmovedoras etapas de su vida política y nosotros defenderíamos la revolución, no entregaríamos la revolución y la revolución pasaría a una nueva etapa”, dijo el mandatario.

Maduro dijo que lo que diga el Consejo Nacional Electoral será “palabra sagrada”. Y reiteró que la “revolución no será entregada jamás”.

 

“Después del 6 de diciembre con los que queden electos yo los convoco a Miraflores desde ya, convoco a todos los diputados y diputadas del Gran Polo Patriótico – Simón Bolívar y de la Mesa de la Unidad Democrática y de los independientes que queden electos por el pueblo, a un diálogo nacional en el Palacio de Miraflores, en función de los grandes objetivos del desarrollo del país 2016, 2017, 2018. Sesde ya convoco esa reunión”, afirmó el mandatarios nacional.

Estas declaraciones llegan luego de que el lunes Maduro declarara “en emergencia” a la llamada revolución bolivariana, al tiempo que pidió activar un plan “antigolpe” que garantice la victoria electoral en las parlamentarias.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Maduro reiteró que la "revolución no será entregada jamás".

 

Redacción Internet