Fotografía: EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, nombró este miércoles como su nuevo vicepresidente al poderoso gobernador del estado de Aragua, Tareck El Aissami, quien sería su relevo si fuera revocado en un referendo en 2017.

“He designado como vicepresidente ejecutivo de la República al compañero Tareck El Aissami, para que asuma esta etapa 2017-2018, con su juventud, con su experiencia, con su compromiso y su valentía”, anunció Maduro

El Aissami, de ascendencia siriom libanesa, debe por ley sustituir al presidente en caso de que se consolide un proceso de referendo revocatorio en 2017, el cual fue suspendido en 2016 por el poder electoral, al que la oposición acusa de servir al chavismo.

Si el referendo se hubiera realizado en 2016 y el mandato de Maduro hubiera sido revocado, debería haberse convocado a elecciones presidenciales, según lo establecido por la ley. Pero después del 10 de enero de este año sólo se establece un reemplazo por el vicepresidente, que en Venezuela es nombrado por el presidente.

La oposición señala que la grave crisis económica y política que sufre Venezuela debe tener una salida electoral, por lo que pretendía con un diálogo con el gobierno una reactivación del referendo o un adelanto de las elecciones presidenciales de 2018, lo cual ha sido descartado por el chavismo.

En 2005, el ahora vicepresidente fue electo como en diputado a la Asamblea Nacional, cargo que desempeñó entre 2007 y 2008.Chávez lo nombró en 2008 ministro de Relaciones Interiores y Justicia, cargo que desempeñó durante cuatro años, para luego inscribirse como candidato a la gobernación de Aragua.


Redacción: Verónica Palacio