En este mes de mayo la Iglesia Universal dedica a la Madre de Dios, la Bienaventurada Virgen María. Este tiempo es una oportunidad para renovar el amor de todos los bautizados hacia la Mujer que Dios desde la eternidad escogió para darlo a luz y cuidarlo.

María la más humilde entre las mujeres es precisamente el modelo de toda mujer, como señaló el Papa Francisco en abril de 2014 en un mensaje a más de 20 mil jóvenes reunidos en Buenos Aires, Argentina.

También en nuestra Arquidiócesis nos unimos a este mes dedicado a nuestra Madre Bendita, Monseñor Fernando González nos comparte un mensaje muy emotivo para este mes de Mayo, Mes de la Virgen María.

 


(Redacción: Cristian Camilo Cuellar /
Fuente: Aci Prensa  )


 

 

COMPARTIR