En respuesta a la solicitud de los pescadores artesanales de diversas regiones, quienes se quejan del mal precio que les pagan por su producto, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap),  pusieron en marcha un proyecto de comercialización móvil denominado ‘Pescamovil’.

De acuerdo con el jefe de la cartera agropecuaria, Aurelio Iragorri Valencia, la iniciativa consiste en entregar a las asociaciones de pescadores artesanales un camión tipo furgón, acondicionado con cuarto frío con capacidad de almacenamiento de nueve toneladas de pescado y mesas de procesamiento del producto.

Es algo así como una pescadería móvil, indicó, con la cual los pequeños pescadores pueden conservar y manejar su producto en óptimas condiciones hasta comercializarlo y no depender de lo que los malos intermediarios les quieran pagar: “Es decir, que el pescado pase del agua a la mesa de los consumidores sin tanta intermediación”, agregó.

Además, el ‘Pescamovil’ de la Aunap cuenta con instalaciones para capacitar a los pescadores en buenas prácticas, productividad y para transferencia de tecnología.

Según informó el Ministro Iragorri, la primera unidad móvil que se puso en marcha con pescadores del departamento del atlántico hace unas semanas, es un piloto que se repicará en varias zonas del país.  Por lo pronto, este año se entregaran tres adicionales.

 

También se contempla la entrega de una ‘Pescamóvil acuática’, es decir, una lancha con las mismas adecuaciones para la costa Pacífica y se proyecta habilitar una pescadería móvil adicional, con dos plantas eléctricas, dos balanzas electrónicas, aire acondicionado, mesas de acero y sistema de reutilización de agua para dicha región.

“Con el Pescamóvil, garantizamos la calidad del pescado, su tratamiento con el sistema de refrigeración, congelación y almacenamiento del vehículo y lo más importante, que no haya intermediación para que el mismo pescador venda su producto”, manifiesta el Ministro, Aurelio Iragorri.

La primera unidad paso la prueba, en un recorrido desde Barranquilla y varias zonas del Atlántico hasta llegar a la Guajira; a donde, el Ministro de Agricultura llegó para donar una tonelada pescado a 300 familias Wayuu de las comunidades Kalaira y La Gloria.

“En esta época de vacaciones, quisimos consolidar esta iniciativa móvil para apoyar las zonas costeras, del Pacífico y Atlántico, en donde la pobreza se concentra, y demostrar cómo se puede generar desarrollo apoyando lo propio con personas trabajadores”, precisó el Ministro Iragorri.

Por su parte, Otto Polanco Rengifo Director General de AUNAP indicó la importancia de estas entregas a las comunidades wayuu y señaló que “es importante dotar a las comunidades de bienes públicos para de esta forma acortar la brecha de pobreza entre las poblaciones rurales”.

“El pescamóvil es uno de esos bienes, que permitirá ejecutar la estrategia bajo la guía del ministro Iragorri con el fin de generar una política clara en materia de seguridad alimentaria para las poblaciones más vulnerables de Colombia”, agregó Polanco.

El ciclo de la comercialización móvil del pescado nacional se cierra con la capacitación en el mismo vehículo, ya que se puede ajustar como aula itinerante para permitirles a los pescadores tener acceso a buenas prácticas pesqueras y de manufactura; por eso, el camión también está dotado de sistema de vídeo y audio así como elementos para procesamiento.

COMPARTIR