El papa Francisco reiteró este domingo, después de la oración del ángelus, “su cercanía a lasMisioneras de la Caridad por el grave luto que las ha golpeados” con el asesinato de cuatro religiosas en Yemen, “donde asistían a los ancianos”. Y añadió que reza por ellas y por las otras personas asesinadas en el ataque, así como por sus familiares.

El pasado viernes un grupo de presuntos terroristas islámicos ingresaron al convento y asesinaron a las cuatro religiosas -dos de Ruanda, una de la India y otra de Kenia-; junto a otras doce personas. Además se desconoce el paradero del P. Tom Uzhunnalil, único sacerdote católico que quedaba en Aden y que pertenece a la congregación salesiana.

para Mons. Paul Hinder, Vicario Apostólico de Arabia del Sur, “no hay duda que las hermanas han sido víctimas de odio contra nuestra fe”.

El Prelado, responsable del trabajo apostólico en esta región de inmensa mayoría musulmana, reiteró sus palabras y señaló que “cuando digo que ‘murieron por odio a la fe’ quiero decir que las misioneras de la caridad murieron como mártires: como mártires de la caridad, como mártires porque testificaron a Cristo y compartieron mucho de Jesús en la cruz”.

Mons. Hinder explicó a ACI Prensa que en esta región “hay algunos grupos radicales que simplemente no soportan la presencia de cristianos que sirven a los más pobres de los pobres”, pues esto va en contraste con el sistema existente; aunque la población de Yemen “estima y aprecia a las misioneras de la caridad y su dedicado servicio”.

“Para ser claro: No hay razón para este hecho, a no ser que los autores, deliberadamente o no, sean agentes de los diablos”, expresó.

(Tomado de: Aciprensa -Zenit)

COMPARTIR