Fotografía: Presidencia de la República

La reconstrucción total del municipio podrá tardar más de lo esperado, por ahora se continua trabajando en el restablecimiento de las necesidades básicas de los mocoences. 

El pasado 1 de abril en el  municipio de Mocoa departamento de Putumayo se presentó una emergencia sobre las 11: 05 de la noche, en la cual  tres ríos se desbordaron causando una avalancha de lodo y piedras que ha dejado más de 300 víctimas mortales y más de 11 mil damnificados.

Han trascurrido 27 días después de la emergencia que encendió las alarmas de los mocoences la noche del sábado; durante las primeras horas de la mañana el ejército colombiano y unidades para la atención de desastres empezaron a llegar a la zona afectada prestar ayudas médicas.

Fotografía: Presidencia de la República

Durante las semanas diferentes entidades y voluntarios han hecho presencia en la zona, Fredy Rivera es una de las personas que se ha desplazado hasta el lugar por medio de la Unidad de Mapeo Humanitario con el fin de realizar un mapa del estado de la ciudad después de desastre natural.

Fotografía: Presidencia de la República / Vista aérea de Mocoa, capital del Putumayo, que durante las últimas horas fue seriamente afectada por el desbordamiento de los ríos Mulato, Sanguyaco y Taruca.
Fotografía: Presidencia de la República / Vista aérea de Mocoa, capital del Putumayo, después del  desbordamiento de los ríos Mulato, Sanguyaco y Taruca.

Para Fredy Rivera la “catástrofe anunciada” de la que se han escucharon múltiples rumores hace parte de las posibles emergencias que se puedan presentar en los departamentos del país “en Mocoa como cualquier otro municipio existen los mapas de riesgo que indican la posibilidad de catástrofes como la presentada; sin embargo las personas hacen caso omiso”.

Catástrofes como la de Mocoa, son fortuitas, es decir la comunidad tiene conocimiento de que algo así puede suceder pero no saben en qué momento exacto y esta situación lleva a que las personas no estén preparadas para afrontar una emergencia de tal magnitud, indico Fredy Rivera.

Pese a las ayudas humanitarias que ha prestado el Gobierno Nacional, La Cruz Roja Colombiana y la Defensa Civil entre otras entidades el trabajo es grande teniendo en cuenta la cantidad de damnificados que se atienden todos los días.

“Por primera vez el estado está recibiendo ayudas en especie, sin embargo la logística para atender a 6 mil personas en los albergues en un trabajo arduo que requiere de tiempo y paciencia por parte de los afectados” indico Fredy Rivera.

Han sido muchas las ayudas humanitarias que han llegado a la zona, sin embargo no todas consiguen llegar en óptimas condiciones.

“La llegada en mal estado de las ayudas se da por saltarse la regla de coordinar con los organismos de atención la revisión de los alimentos. No  hay autorización que una cadena de supermercados llegue a Mocoa a repartir los mercados, para todo se debe hacer un protocolo” sostuvo Fredy

Por tal motivo es importante que antes de enviar cualquier alimento o visitar la zona se pongan en contacto con las entidades encargadas de organizar y direccionar el ingreso de al ayudas al municipio.

“Antes de venir a la zona es significativo que los voluntarios  se pongan en contacto con el organismo local de socorro, ya que vienen con el ánimo de ayudar pero no cuentan con las herramientas necesarias para estar acá, y se vuelven un problema más en la emergencia”. Señalo Fredy Rivera.

Han sido varios los mitos que se han despertado después de la emergencia sin embargo, para Fredy “los desastres ni son naturales, ni son castigo de Dios, la naturaleza tiene un curso y los seres humanos nos atravesamos en él, el desbordamiento de un río o quebrada es algo que no se puede predecir”.

Continuó, el fenómeno que se presentó en Mocoa será de estudio ya que la guerra a desplazado varias poblaciones a estas zona, motivo por el cual se empezaron a armar sus cambuches improvisados a las orillas de las quebradas, ocasionado que en época de lluvias las personas se vean considerablemente afectadas”

Pese a los esfuerzos realizados, por los diferentes organismos de socorro aún son muchas las problemáticas que se siguen presentando, teniendo en cuenta el número de damnificados que dejo la emergencia. El Gobierno Nacional ha prestado continuamente atención  médica y alimentaria.

Se desconoce el tiempo que pueda tardar la reubicación y reconstrucción total de las zonas afectadas por la emergencia, por ahora se continúan recibiendo ayudas humanitarias y los voluntarios siguen trabajando en la atención de las personas.

Cabe resaltar que el pasado 17 de Abril el Ministerio de Educación en cabeza de Yaneth Giha informaron que más de 11 mil niños volvieron a sus aulas de clase.

Fotografía: Presidencia de la República
Fotografía: Presidencia de la República

Redacción: Crisitian Camilo Cuellar Trujillo – Verónica Palacio