Imagen tomada de Internet.

 

Tras el arribo del papa Francisco a tierras bolivianas, y su llegada al Palacio de Gobierno de La Paz, el santo padre y el presidente boliviano Evo Morales intercambiaron algunos regalos y presentes, obsequios que fueron entregados tras la reunión privada que celebraron durante casi media hora en el llamado ‘Palacio Quemado’.

Sin embargo en medio de la entrega de obsequios hubo uno que entrego el presidente Evo Morales muy particular, pues se trataba de una Cruz formada con una hoz y un martillo (Símbolo Comunista)  en el cual se encontraba la imagen de Jesús crucificado, sin embargo con la humildad que lo caracteriza pero también con temple, el papa francisco recibió dicho presente del presidente Morales y con tono severo le dijo “No está bien eso” sin embargo el  mandatario prosiguió con el protocolo de entrega de regalos.

Los demás obsequios correspondieron al ´Libro del Mar’, un documento que resume los argumentos históricos, diplomáticos y  jurídicos que ha usado Bolivia para demandar  a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya. También le fue entregada La máxima condecoración de Bolivia al santo padre,   se trata de ‘El Cóndor de los Andes’, y  la distinción Luis Espinal que fue creada para reconocer a quienes  profesen  una fe religiosa y se destaquen  por defender a los pobres y marginados.

Por su parte, el Papa Francisco le entrego  al mandatario, un mosaico que reproduce el célebre icono ‘Salus Populi Romani’ el cual desde el año 1611 ocupa la bella capilla Paulina de la Papal Basílica de Santa María la Mayor.

También le fue entregada la reciente encíclica ‘Laudato si´ (Alabado Seas), el primer documento pontificio sobre ecología del papa Francisco.

Finalmente este primer momento culmino con una caminata del Papa Francisco junto a Evo Morales aproximadamente unos veinte metros hasta la catedral, en la cual el santo padre hizo un discurso ante instituciones de la sociedad civil.

COMPARTIR