Papa Francisco

El Papa Francisco al presidir la Misa en la Casa de Santa Marta. En la homilía que pronunció, el Pontífice habló del Evangelio del día en el que Jesús sana a una mujer en sábado, día sagrado para los judíos. La rigidez en las normas, en la ley “no es un don de Dios”

El santo padre aseguro “No es fácil caminar en la ley del Señor”, es “una gracia que debemos pedir”, aseguró. Ante las acusaciones que hacen a Jesús por haber violado la ley del sábado, éste les llama hipócritas, una palabra que “repite muchas veces a los rígidos, a aquellos que tienen una actitud de rigidez en cumplir la ley”.

El pontífice recordó la parábola del hijo pródigo en la cual el padre con bondad y amor acoge con alegría al hijo menor que regresa a casa arrepentido. “Esta actitud hace ver que detrás hay una cierta bondad: ‘la soberbia de creerse justo’: tras este hacer bien hay soberbia”.

Francisco concluyó pidiendo “por nuestros hermanos y nuestras hermanas que creen que caminar en la ley del Señor es convertirse en un rígido”. “Que el Señor haga sentir a ellos que Él es Padre y que a él le gusta la misericordia, la ternura, la bondad, la mansedumbre, la humildad. Y que a todos nos enseñe a caminar en la ley del Señor con estas actitudes”.


Redacción:Verónica Palacio