Fotografía: Cortesía AFP

El Papa Francisco invitó este jueves a los jóvenes colombianos a no temerle al futuro y atreverse a soñar, y les pidió dar ejemplo a los mayores, y seguir trabajando por la reconciliación.

En un discurso lleno de esperanza para los jóvenes desde el balcón del Palacio Cardenalicio, en la Plaza de Bolívar en Bogotá, junto con el arzobispo de Bogotá, cardenal Rubén Salazar , el Sumo Pontífice instó a los jóvenes a que se atrevieran a soñar en grande y a no temerle al futuro.

En su discurso le dijo a los jóvenes: “Ustedes, los jóvenes, tienen una sensibilidad especial para reconocer el sufrimiento de otros; los voluntariados del mundo entero se nutren de miles de ustedes que son capaces de resignar tiempos propios, comodidades, proyectos centrados en ustedes mismos, para dejarse conmover por las necesidades de los más frágiles y dedicarse a ellos”.

También agregó: “que las dificultades no los opriman, que la violencia no los derrumbe, que el mal no los venza”, y finalizó su con su frase emblemática: “Y, por favor, no se olviden de rezar por mí”.


Redacción: Paz Estéreo