Desde hace tres semanas, la Alcaldía de Ibagué está al frente de la problemática que se presenta con el refugio para perros AIPA, teniendo en cuenta que el predio donde funciona actualmente, será utilizado por la Concesionaria San Rafael para la construcción de la doble calzada de la variante.

La Alcaldía, se comunicó con la Fundación Razas Únicas de Bogotá, quienes se llevaron 40 caninos, escogiendo los que estaban más enfermos “las personas de la fundación hablaron directamente conmigo, para concretar el traslado de las mascotas que estuvieran en malas condiciones de salud”, argumentó

 

 

La Concesionaria San Rafael, en aras de apoyar a la Administración, firmará un contrato con la Universidad del Tolima para que el equipo veterinario de la Institución, examine a los 78 animales que están aún, para determinar si padecen alguna enfermedad “los que estén en condiciones aptas, serán trasladados al coso para proceder a entregarlos en jornadas de adopción” aclaró el Director de Justicia.

De ninguna manera, se ha contemplado la posibilidad de sacrificar los animales, por el contrario este Gobierno adelanta acciones para brindar soluciones y preservar la vida de estas mascotas.

COMPARTIR