Nuevo acto de sacrilegio, delincuentes ingresaron a la Iglesia de Carmen de Apicalá, “Nuestra Señora del Carmen de Apicalá”  y sustrajeron las joyas: Corona, cetro y anillos  de la Virgen y el Niño Jesús.

La comunidad está consternada, y exige un pronto pronunciamiento por parte de las autoridades locales. Recordemos que estos mismos hechos se presentaron el pasado 13 de junio en la parroquia Santa Gertrudis de Rovira.

En las próximas horas se conocerá el pronunciamiento desde la Arquidiócesis de Ibagué.


Redacción: Paola Andrea Galindo González