Fotografía: Paz Estéreo

Para garantizar la seguridad de los conductores de taxis y pasajeros, en el mes de octubre se realizará la instalación de 2.249 botones de pánico que serán instalados en los vehículos de servicio público.

Cada uno de los botones contra el pánico que serán instalados en los taxis de servicio público tienen una garantía de un año, se busca que a través de estas herramientas los taxistas puedan alertar en tiempo real a la Policía Metropolitana cuando sean víctimas o estén presenciando la comisión de algún hecho delictivo.

El anuncio se dio luego de un consejo de seguridad en donde las principales autoridades del Municipio analizaron las inquietudes en materia de convivencia que presentaron los taxistas.

Es de resaltar que la Alcaldía trabaja de la mano del gremio de taxistas para definir medidas que permitan garantizar la seguridad de los conductores y mejorar la calidad del servicio.

“También hemos venido trabajando la capacitación de los taxistas con el fin de mejorar la prestación del servicio. Ellos están pidiendo que exista una regulación por parte del Municipio para que estos cursos sean obligatorios”, afirmó Hugo Ernesto Zárrate secretario de Gobierno.

Y añadió: “También se está pensando en que los taxistas tengan una prenda especial para que se mejore la prestación del servicio de transporte”.


Redacción: Verónica Palacio