Fotografía de la Alcaldía

En la plaza de la 21 todas la balanzas se encontraron calibradas correctamente, permitiendo que el peso de  los alimentos se haga sin alteraciones 

En un operativo de control se supervisó que las pesas o balanzas ubicadas en los puestos de la Plaza de La 21, con las que se miden los alimentos, estén calibradas permitiendo que la comercialización de los productos se haga sin alteraciones en el peso.

Las acciones fueron lideradas por la Dirección de Justicia y Orden Público a través de la Oficina del Consumidor y contaron con el apoyo de la Superintendencia de Industria y Comercio.

“En la actividad de inspección no se encontraron alteraciones significativas en los elementos de medidas; por el contrario algunas pesas se hallaron a favor del consumidor, en total fueron inspeccionadas 31 balanzas”, así lo expresó Diego Millán, funcionario de la Oficina del Consumidor de la Secretaría de Gobierno.

La revisión se hace “tomando como referencia una masa calibrada con un peso de 2 kilogramos, ésta se ubica sobre la balanza para verificar que el peso que se registre en el instrumento de medida coincida con los dos kilogramos de peso de la masa. El elemento de calibración es suministrado por la ONAC-Organismo Nacional de Acreditación de Colombia”.

El funcionario aclara que los comerciantes que incurran en falta por anomalías en las medidas, serán multados por la Superintendencia de Industria y Comercio a través de la Red Nacional del Consumidor.

 


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR