Fotografía: Alcaldía de Ibagué

Cinco establecimientos nocturnos fueron cerrados preventivamente por contaminación auditiva.

Durante operativos de inspección realizados este fin de semana la Policía Metropolitana, cerró de manera preventiva cinco establecimientos nocturnos que no respetaban los niveles de ruido permitidos y, por lo tanto, afectaban la sana convivencia en los sectores aledaños.

Cinco establecimientos fueron cerrados de manera preventiva en Ibagué.

“La inspección ambiental realizó 15 pruebas de sonometría, y se detectó que cinco establecimientos estaban excediendo los decibeles permitidos, motivo por el cual se realizaron los respectivos comparendos y cierres de dichos lugares”, dijo el coronel Jorge Morales, comandante de la Policía Metropolitana.

Asimismo, las autoridades del Municipio intervinieron un total de 28 establecimientos nocturnos para verificar que no se estuviera permitiendo el ingreso de menores de edad.

“Se realizó el plan de control de niños y adolescentes en los establecimientos abiertos al público en donde se expenden bebidas embriagantes. Durante la actividad, se aplicó el artículo 38 del Código de Policía, el cual se refiere a los comportamientos que afectan a los niños, niñas y adolescentes”, expresó Morales.

Como resultado se impartieron cinco órdenes de comparendo. También se registraron 5.000 personas y se hallaron cinco adolescentes al interior de lugares donde se expenden bebidas embriagantes.

La Alcaldía de Ibagué y la Policía Metropolitana continuarán realizando estos operativos para evitar que los niños y adolescentes ingresen a establecimientos donde se expendan bebidas embriagantes.


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR