Fotografía: Cortesía Conferencia Episcopal de Colombia

Cuadros de los sacerdotes que serán beatificados por el Santo Padre el próximo 8 de septiembre en Villavicencio fueron pintados en Pamplona.

Los sacerdotes colombianos Jesús Emilio Jaramillo Monsalve y Pedro María Ramírez Ramos fueron pintados en lienzos al óleo en el municipio de Pamplona, en el departamento de Norte de Santander para ser bendecidos por el Santo Padre en su llegada a Villavicencio.

Jaramillo Monsalve era un Obispo de Arauca que fue asesinado en Arauquita el 2 de octubre de 1989 por la guerrilla del Eln.

Ramírez Ramos, también llamado el ‘Mártir de Armero’ fue víctima de las revueltas que se originaron tras la muerte de Jorge Eliecer Gaitán el 10 de abril de 1948 en el departamento del Tolima.

El Sumo Pontífice aprobó el decreto que reconoce el ‘martirio’ de los dos sacerdotes por ‘odio a la fe’. Este hecho se efectuó en la Prefectura de la Congregación para la causa de los Santos por el cardenal Angelo Amato.

Cada obra mide dos metros de alto por 1,20 de ancho, medidas que exigidas por la Santa Sede. Según el Arzobispo de Nueva Pamplona, Luis Madrid Merlano, la idea de que se pintaran en Pamplona surgió en la Conferencia Episcopal donde se recomendó al maestro Víctor Maldonado Villamizar para esta importante labor.

Asimismo la Iglesia de Pamplona regalará dos relicarios antiguos, uno de plata y otro de bronce, en donde se colocaran fragmentos de huesos de los beatos y serán utilizados en el acto litúrgico. Las reliquias datan del siglo XIV y XVIII y hacen parte de la colección del Museo Arquidiocesano.


Redacción: Paz Estero