El Papa Francisco envió un mensaje al pueblo egipcio de gratitud asegurandoles sus oraciones invocando la bendición de Dios en paz. 

Unos minutos antes de las 17 horas locales, el papa Francisco llegó al Aeropuerto Internacional de El Cairo. Allí se realizó una pequeña ceremonia de despedida, en la que estuvo presente el presidente del país, Abdel-Fattah Al-Sìsi y un piquete de honor.

El Santo Padre subió al Airbus A321 de Alitalia, que despegó para volver a Roma, en un viaje de 2.300 kilómetros, que sobrevolará Egipto, Grecia e Italia, y se prevé llegará poco antes de las 20:30.

Apenas el vuelo partió, el Papa envió el siguiente telegrama al presidente de Egipto: “Cuando estoy dejando Egipto, deseo expresar mi gratitud a su excelencia y al amado pueblo egipcio, por su calurosa bienvenida y hospitalidad. Asegurándoles mis oraciones, invoco para esta nación la bendición de Dios, paz y alegría”.


Redacción: Paz Estéreo