El Papa Francisco explicó, durante la homilía en la Casa Santa Marta, los motivos por los cuales Jesús eligió a San Pedro como primer Papa de Iglesia.

El Pontífice hizo una reflexión sobre la liturgia de la palabra del día, donde Jesús entabla una conversación con San Pedro junto al mar de Galilea. Francisco señaló que se trata de un diálogo entre amigos, en donde Jesús confió la Iglesia a Pedro.

“Jesús escogió al más pecador de los apóstoles. Los otros escaparon, pero Pedro renegó de Él: ‘No lo conozco’. Jesús escoge al más pecador. El más pecador fue elegido para dirigir al Pueblo de Dios. Esto te hace pensar”, aseveró el Pontífice.

Francisco explicó cómo el modelo de Jesús para dirigir la Iglesia: “No se trata de dirigir con la cabeza alzada, como hacen los dominadores, no, sino de dirigir con humildad, con amor, como hizo Jesús”.

El Santo padre sostuvo que los pecados y los errores de Pedro no son obstáculo para Jesús. “Esa es la misión que Jesús encarga a Pedro. Sí, con sus pecados, con sus errores. Tanto es así que, justo después de este diálogo, Pedro da otro resbalón, comete otro error. Resulta tentado por la curiosidad”. 

Francisco continuó, Jesús corrige, pero con amor, en medios de sus errores y pecados; se debe corregir con amor, porque el buen pastor que corrige a su rebaño lo hace de corazón. Pedro permanecerá fiel a Jesús hasta su muerte, y como Él, recibirá también una muerte de cruz.

En conclusión, el Papa Francisco explicó que podemos aprender de la enseñanza que ofrece Jesús al elegir a un pecador, a una persona que renegó de Él, para cuidar a su Pueblo. El señor siempre da la gracia de ir por el camino con la cabeza abajo.


Redacción: Paz Estéreo 

COMPARTIR