Foto: Zenit.org

Permanezcamos en una fe apostólica: Apostol Pablo

Este  miércoles desde la plaza de San Pedro, el Papa Francisco dirigió sus palabras a los fieles con motivo de la festividad de los santos apóstoles Pedro y Pablo.

En su predicación Francisco se refiere a la simbología de las llaves que “Jesús promete a Simón Pedro para que pueda abrir la entrada al Reino de los cielos, y no cerrarlo para la gente, como hacían algunos escribas y fariseos hipócritas a los que Jesús reprende”.

El Santo padre hace un llamado para realizar la oración, esta es la principal vía de salida para perder el miedo, sanar las heridas, da fortaleza, convierte la tristeza en alegría y transforma el miedo en valentía.

Quien ora en la fe, será liberado por el Señor.  “La oración, como humilde abandono en Dios y en su santa voluntad, es siempre una forma de salir de nuestros encierros personales y comunitarios. Es la gran vía de salida de los encerramientos”: indicó el Obispo de Roma.

Refiriéndose al Santo Apostol Pablo, el recorrido terrenal que realiza y al final de sus días   se abre una puerta hacia un horizonte infinitamente más amplio: el de la vida eterna, que le espera después de haber terminado la “carrera” terrenal.

En esta reflexión el Papa Francisco invita a predicar el Evangelio, a conocer la palabra de Dios y a reconocer a Jesús como nuestro salvador.

Fortalezcamos la fe como cristianos católicos.


Redacción: Paola Andrea Galindo González /
Con informaciónZenit.org