El Papa Francisco invito a tener el corazón abierto al Espíritu Santo para que este actué sobre nosotros, enseñándonos a ser mejores personas. 

En la homilía oficiada  por el Papa Francisco, el obispo de Roma invito a “Mirar hacia la ternura de Jesús: el testimonio de la obediencia, el Gran testimonio Jesús, que ha dado la vida y nos hacer ver la ternura de Dios hacia nosotros, delante de nuestros pecados y de nuestras debilidades”.

El Papa invito así a “entrar en este diálogo y pedir la gracia que el Señor ablande el corazón de estos rígidos, de aquella gente que encerrada siempre en la Ley, condena todo lo que está fuera de la misma”.

El Pontífice, aseguró que el Verbo se hizo carne, que el Verbo es testimonio de obediencia, no saben que la ternura de Dios es capaz de quitar un corazón de piedra y de poner en su lugar uno de carne.

Francisco tomo por ejemplo el martirio de San Esteban, señalando cómo el cristiano es un testimonio de obediencia. Precisó que “quienes lo lapidaron no entendían la palabra de Dios, por ello Esteban los llamaba “tercos”.

Y concluyó con una petición: “Entremos en ese diálogo y pidamos la gracia de que el Señor ablande un poco nuestros duros corazones y de la gente que permanece siempre cerrada en la Ley y que condena todo aquello que está fuera de la Ley”.


Redacción: Paz Estéreo