Papa Francisco.

La audiencia realizada este miércoles estuvo dedicada al viaje realizado por el  papa francisco, realizado del 30 de septiembre al domingo 2 octubre a Georgia y Azerbaiyán, en la región del Cáucaso; en el cual el santo padre hizo un repaso general de su visita

Francisco dio gracias por la acogida que le brindaron las autoridades civiles y religiosas; dio gracias especiales a la “Patriarca de toda la Georgia Ilia II, cuyo testimonio me ha hecho mucho bien al corazón y al alma, y al Jeque de los musulmanes del Cáucaso”.

En concreto, explicó que “esta comunión en Cristo no impide, es más, empuja, a buscar el encuentro y el diálogo con todos los que creen en Dios, para construir juntos un mundo más justo y fraterno”.El Pontífice habló de la historia de los dos países y aseguró que acudió para “animarles hacia la paz y la fraternidad”. “Tienen raíces históricas, culturales y religiosas muy antiguas, pero en el mismo tiempo están viviendo una fase nueva”

El santo padre recordó que la misa celebrada en Georgia fue celebrada en memoria de Santa teresa del niño  Jesús, “Ella nos recuerda que la verdadera misión no es hacer proselitismo, sino atracción a Cristo a partir de la unión fuerte con Él en la oración, en la adoración y en la caridad concreta que es servicio a Jesús presente en el más pequeño de los hermanos” aseguro el pontífice.

Sobre la visita a Azerbaiyán, el papa destaco el encuentro y la última eucaristía que celebro “con la última comunidad católica, donde el Espíritu armoniza las diversas lenguas y dona la fuerza del testimonio”. 


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR