Fotografía Aciprensa

En un pasaje de las Escrituras, el Papa Francisco explicó esta mañana que la corrupción es “una forma de blasfemia”

En la homilía que pronunció en la Misa en la Casa Santa Marta, el Pontífice también dijo que “esta caerá, esta civilización caerá y el grito del ángel es un grito de victoria” el “imperio de la vanidad, del orgullo caerá, como ha caído Satanás”.

El santo padre aseguró que la voz del pueblo de Dios: “es la voz potente de la adoración, de la adoración del pueblo de Dios que se salva y también del pueblo en camino, que todavía está sobre la tierra. El pueblo de Dios, pecador pero no corrupto: pecador que busca la salvación de Jesucristo”.

El Papa también mencionó que para los cristianos “no es fácil adorar Somos buenos cuando rezamos pidiendo algo” pero la oración de alabanza “no es fácil hacerla”.

Francisco explicó que rezar ante el Santísimo es decir “Tú eres Dios yo soy un pobre hijo amado por ti”. “La voz de Dios, cuando habla al corazón es así: como un hilo de silencio sonoro”.


Redacción: Verónica Palacio