Papa Francisco

El pontífice criticó a los adoradores del dinero que favorecen las guerras así como la trata de personas y el tráfico de armas 

Durante su homilía matutina en San Marta el papa Francisco critico fuertemente a los adoradores de dinero que promueven las guerras. De esta manera explicó el Evangelio del día en el que Jesús en Jerusalén dice “¡Cuántas veces he querido reunir a todos los hijos como una gallina a sus polluelos y no habéis querido!”.

“También hoy delante de las desgracias, de las guerras que se hacen para adorar al dios dinero, a tantos inocentes asesinados por las bombas que lanzan los adoradores del ídolo dinero, también hoy el Padre llora, también hoy dice: ‘Jerusalén, Jerusalén, hijos míos, ¿qué estáis haciendo?’. Y lo dice a las pobres víctimas y también a los traficantes de armas y a todos aquellos que ven la vida  de la gente. Nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios se ha hecho hombre para poder llorar y nos hará bien pensar que nuestro Padre Dios hoy llora: llora por esta humanidad que no termina de entender la paz que Él nos ofrece, la paz del amor”.

El santo padre concluyo recordando la parábola del hijo pródigo cuando “le pide a su padre la herencia y se marcha”. “Ese padre no fue a sus vecinos a decirles: ‘¡Mira, mira lo que ha pasado! ¡Lo que este pobre desgraciado me ha hecho! Maldigo a este hijo’”. “No, no ha dicho esto” pero “estoy seguro, quizás, que se fue a llorar a solas”.


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR