El Papa Francisco invita a todos los fieles católicos a amar a la iglesia y a difundir su amor como nuestra única madre. 

El papa Francisco en su visita a Barbiana (Florencia) habló a los educadores, jóvenes y sacerdotes, y los invitó a amar a la Iglesia y donarse a Dios. “Una fe total que se convierte en un donarse completamente al Señor y que en el misterio sacerdotal encuentra la forma plena y realizada para el joven convertido”.

El Santo padre aseguró a los sacerdotes presentes que sin un verdadero amor y entrega total al ministerio de la Iglesia no se puede ser un verdadero discípulo del señor en la tierra.

Francisco continuó, por esta razón los invito a ser hombres de fe, hombres de caridad pastoral hacia todos los que el señor nos confía nuestros hermanos. “Amemos a la Iglesia, queridos hermanos, y hagámosla amar, mostrándola como madre premurosa de todos, sobre todo de los más pobres y frágiles, tanto en la vida social como en la persona y religiosa”.

Por otro lado, el pontífice hablo de la labor educativa en el mundo, destaco su importancia y aseguró que solo con la palabra se podrán abrir verdaderos caminos de dialogo en la sociedad.

“Esto vale para nuestros tiempos, en los que solo poseer la palabra puede permitir discernir entre tantos y a menudo confusos mensajes que nos llueven encima, y dar expresión a las instancias profundas del propio corazón, como a las esperas de justicia de tantos hermanos y hermanas”.

Finalmente Francisco hizo un llamado a la libertad de conciencia pidió porque todos los seres humanos cuenten con esta, pero siempre de la mano del señor “Vivir la libertad de conciencia de modo auténtico, como búsqueda de lo verdadero, de lo hermoso y del bien, dispuestos a pagar el precio que conlleva”.


Redacción: Paz Estéreo