El Papa Francisco aseguró durante su eucaristía que la búsqueda es la condición esencial para encontrar el Reino de Dios.

Al reflexionar sobre las parábolas del tesoro escondido y la perla preciosa, el Santo Padre sostuvo que Cristo es “el tesoro escondido, es Él la perla de gran valor. Él es el descubrimiento fundamental, que puede dar un viraje decisivo a nuestra vida, llenándola de significado”.

El Santo padre puntualizó en que la actitud de la búsqueda es la condición esencial para encontrar el Reino de Dios que se hace presente en Jesús.

Finalmente el Papa Francisco finalizó su mensaje alentando a los fieles a pedir a la Virgen María la intersección para que cada uno logre dar testimonio de haber encontrado el tesoro del Reino de los cielos.


Redacción: Paz Estéreo