El Papa francisco invita a todos los cristianos a reconocer sus pecados y a no sentirse avergonzados por ellos. 

El Papa Francisco durante su homilía celebrada este viernes junto los trabajadores del centro industrial del vaticano  afirmo que los cristianos no deben sentir vergüenza por sus pecados, ya que Jesús vino a llamar  a los pecadores no a los justos, por ello reconocernos como pecadores nos da la gracia de que Jesús venga por nosotros.

El pontífice recordó que Mateo era un publicano que se encargaba de recaudar impuestos para los romanos. Era considerado un traidor, y sin embargo Jesús le llama: “Jesús eligió un apóstol entre toda la gente, eligió al peor”.

Francisco sostuvo “pienso que Jesús vino por mí. Porque todos somos pecadores. Todos. Todos tenemos esa marca. Estamos marcados. Cada uno de nosotros sabe dónde es más fuerte su pecado, su debilidad”.

El sumo pontífice invito a reconocer nuestros pecados y a no ser como los fariseos que no reconocían sus pecados, eran soberbios, vanidosos, se creían superiores a los demás. En cambio, todos somos pecadores. Ese es nuestro título y es también la oportunidad que tenemos de atraer a Jesús a nosotros. Jesús viene junto a nosotros, junto a mí, porque soy pecador.


Redacción: Paz Estéreo