El Papa francisco exalto el valor y la importancia de la mujer en la sociedad como pilar en la educación y apoyo a los más desprotegidos. 

El Papa Francisco en la homilía matutina resalto el papel de la mujer en los diversos ámbitos de la vida, pero sobre todo en el de la educación. El pontífice exalto como es habitual que sean las mujeres las que se ocupen de las personas más necesitadas y destacó que son a menudo víctimas de la violencia.

“Las mujeres, poseyendo características peculiares, pueden ofrecer un importante aporte al diálogo con su capacidad de escuchar, de acoger y de abrirse generosamente a los otros”, dijo el Papa.

Francisco expresó esta idea en la Asamblea Plenaria del Pontificio “El papel de la mujer en la educación a la fraternidad universal”.

“Por desgracia, vemos como hoy la figura de la mujer en cuanto educadora a la fraternidad universal se ha oscurecido y a menudo no es reconocida a causa de tantos males que afligen a este mundo y que, en particular, afectan a las mujeres en su dignidad y en su papel”.

Y agrego “Las mujeres, así como los niños, se encuentran entre las víctimas más habituales de una ciega violencia, allá donde el odio y la violencia toman el relevo, se hiere a las familias y a la sociedad, impidiendo a la mujer desarrollar, en comunión con las intenciones y la acción del hombre, su misión educadora de modo sereno y eficaz”.

El Santo Padre hablo del trabajo que realiza la mujer en diferentes ámbitos de la vida.

Francisco resalto la importancia de valorar más a la mujer como una figura indispensable en el trabajo social “las mujeres tienen pleno derecho de participar activamente en todos los ámbitos y ese derecho debe ser protegido y reafirmado por instrumentos legales”.

Francisco añadió que “la educación comporta una riqueza de implicaciones tanto para la mujer misma, por su modo de ser, tanto como por sus relaciones”. “Las mujeres se ocupan ellas solas en acompañar a los demás, sobre todo a aquellos que son más débiles en la familia y en la sociedad, las víctimas de conflictos y a todos los que deben afrontar los desafíos de cada día”.

Por último el Santo Padre destacó la importancia de utilizar el dialogo como lazos de fraternidad que permitan una interacción más activa y eficaz con la sociedad, siendo la mujer un pilar fundamental en la sociedad; el diálogo es un camino que la mujer y el hombre deben realizar siempre porque


Redacción: Paz Estéreo 

COMPARTIR