El papa Francisco recibió este sábado en el Vaticano a la canciller alemana Angela Merkel, en una audiencia privada de 38 minutos.

En la salida de la audiencia, la canciller Merkel indicó que le agradeció al Santo Padre esta cuarta audiencia privada, y que recibió las condolencias del Pontífice por la muerte del canciller Helmut Kohl, artífice de la reunificación alemana.

La canciller indicó que coincidieron con el Papa en la idea de un mundo multilateral, de la necesidad de que caigan los muros que dividen el mundo y de llevar desarrollo a África, el continente más cercano a Europa.

Durante la conversación “se habló de la salida EE.UU del tratado de París sobre el clima”, indicó la Canciller .

Angela Merker que recién estuvo en Argentina, le llevó de regalo al Papa tres potes grandes de dulce de leche y unos dulces típicos argentinos, presumiblemente alfajores. Le regaló también una colección de CD de obras de completas de Ludwig van Beethoven.

Por su parte el Santo Padre le ofreció los documentos pontificios Laudato Si’, Amoris Laetitia y Evangelii Gaudium, y una pequeña escultura en bronce dentro de una caja, que figuraba un ramo de olivo.

En conclusión durante el encuentro se destacaron las buenas relaciones y la fructífera cooperación existentes entre la Santa Sede y Alemania.


Redacción: Paz Estéreo