Papa Francisco

 

Como lo prometio el papa Francisco visito la zona central de Italia golpeada por el terremoto de 6,2 en la escala de Richter causando la muerte de 296 personas y dejando  aproximadamente a 2500 personas sin hogar.

El pontífice estuvo a  primeras horas de la mañana en la ciudad de Amatrice (provincia  de Rieti, en la región del Laizo) unas de las regiones más afectadas, acompañado del  Obispo de Rieti  Monseñor Domenico Pompili; allí el papa dirigió algunas palabras de ánimo a los habitantes del pueblo “He dejado pasar un poco de tiempo, con el fin de que arreglasen algunas cosas como la escuela, pero desde el primer momento he sentido que tenía que venir por vosotros. Sencillamente para nada más que orar. Oro por vosotros. Cercanía y oración, esta es mi ofrenda a vosotros. Para que el Señor os bendiga a todos vosotros y la Virgen os cuide en este momento de tristeza y dolor y de prueba. Vayan adelante, siempre hay futuro, hay tantos seres queridos que nos han dejado. Han caído aquí, pidamos a la Virgen por ellos, lo hacemos todos juntos”.

El santo padre tuvo un encuentro con los bomberos en Cittàreale, donde está ubicada una base de operaciones que trabaja en ayudar a las tareas de rescate en la zona devastada por el sismo, también visito Arquata del Tronto, donde compartió con más de 100 personas y les  dirigido sus palabras de aliento.

“Buenas tardes a todos. He querido estar cerca vuestro y deciros que os llevo en el corazón y se, se de vuestro sufrimiento y de vuestras angustias y se también sobre vuestros muertos y estoy con vosotros, y por eso he querido estar aquí hoy”, les dijo Francisco. De esta manera el santo papa culmino su visita a las zonas más devastadas por el terremoto  que sacudió el pasado 24 de agosto la zona central de Italia.


Redacción:Verónica Palacio