El presidente Juan Manuel Santos, el líder de las Farc, alias Timoleón Jiménez ‘Timochenko’, y cinco víctimas del conflicto, fueron nominados al premio Nobel de Paz por el parlamentario noruego, Heikki Holmas.

Las víctimas nominadas son Leyner Palacios, Luz Marina Bernal, Constanza Turbay, Jineth Bedoya y José Antequera.

Holmas es un diputado noruego y exministro de Desarrollo, quien el año pasado nominó al Cuarteto para el Diálogo Nacional de Túnez, quienes resultaron ganadores del premio.

La posibilidad de que ganen no se conocería sino hasta el mes de noviembre, cuando el Premio anuncia oficialmente a los nominados y la entrega de los galardones se realiza en diciembre.

La nominación del político noruego ya se ha catalogado como novedosa y controversial, por incluir en un mismo grupo a la guerrilla, al Gobierno y a las víctimas.

 

“Lo controversial es la inclusión de alias Timochenko, pero lo novedoso es incluir a las víctimas, porque eso no se ha hecho antes”, dijo  Benedicte Bull, directora de la Red Noruega de Investigación sobre América Latina en entrevista con Blu Radio.

 

Aunque todavía no se conocen las razones precisas por las que el diputado decidió incluir en el mismo grupo a estos actores del proceso de paz y tampoco la selección de estas cinco víctimas, por encima de las miles del conflicto armado de Colombia, se presume que la eventual firma del acuerdo el 23 de marzo, podría ser esencial para ganar el galardón.

 

Creo que la firma será un elemento a considerar, si logran o no firmar este año y antes de que se tome la decisión del Nobel, tendría más chance para recibirlo. Ellos están tomando una decisión interna, y hay más elementos que se toman en cuenta“, dijo la académica.

 

Por su parte, José Antequera Guzmán, víctima nominado por el noruego, manifestó que “es claro que esta nominación es, en primer lugar, un reconocimiento a la razón y entrega de quienes han defendido la causa de la paz en Colombia, y allí, a mi padre y a mi madre, entre millones. A las víctimas que han convertido su experiencia en el fundamento de los cambios que fueron negados y traicionados, una y otra vez, antes de que el conflicto se convirtiera en un infierno. Y por supuesto, también para grupo de las 60 a quienes nos tocó ir a La Habana, y pusimos todo de nosotros para darle un empuje al proceso del que no conoce el país, pero que nosotros atestiguamos orgullosos de haber aportado a un cambio trascendental para la historia”.

La nominación del noruego ha sido casi una revelación, pues generalmente la lista de nominados se mantiene en secreto por la Academia, quien sólo hasta octubre suele revelar a los candidatos.

El año pasado el presidente Juan Manuel Santos y alias Timochenko también sonaron entre los candidatos al Nobel, que finalmente fue entregado al Cuarteto para el Diálogo Nacional de Túnez.

Este año también están nominados los voluntarios de las islas europeas que ayudan a los refugiados sirios que cruzan el mar, quienes son considerados candidatos fuertes y las partes que se reúnen en Ginebra en diálogos para poner fin a la guerra en Siria.

¿Quiénes son las víctimas nominadas?

José Antequera: Hijo del líder político de la Unión Patriótica, José Antequera, asesinado en marzo de 1989 en el aeropuerto El Dorado por un sicario adolescente, en un atentado en el que también salió herido Ernesto Samper.

Luz Marina Bernal: líder de la causa de las madres cuyos hijos han sido víctimas de falsos positivos y fundadora de la organización Madres de Soacha. Era madre de Faír Leonardo, joven con discapacidad que fue desaparecido en enero de 2008 y encontrado en septiembre de ese año en una fosa común en Ocaña, Norte de Santander. Faír fue presentado como líder guerrillero muerto en combate y sólo por las denuncias de su madre y una investigación de la Fiscalía, se reveló que había sido asesinado de 13 disparos por miembros de la Fuerza Pública. El cuerpo del joven fue presentado con un arma en su mano derecha, cuando era zurdo.

Leiner Palacios: líder de la comunidad de Bojayá.  Leiner estaba en la iglesia de Bojayá (Chocó) cuando un cilindro bomba, lanzado por las Farc, estalló en este sitio sagrado. En medio de los cuerpos que volaron en pedazos, de los gritos de los heridos agonizando, del llanto de mujeres y niños, Leiner logró sobrevivir

Jineth Bedoya: periodista que fue secuestrada, torturada y violada por paramilitares en el 2000 sobre los que hacía una investigación.

Constanza Turbay: víctima de las Farc por secuestro y violencia.

Su hermano Rodrigo fue secuestrado por las Farc en 1995 y luego se dijo que murió ahogado en un naufragio. Y tres años más tarde las Farc interceptaron un vehículo en el que viajaban su mamá y su otro hermano, quienes fueron asesinados.

 

(Tomado de: ElPaís.com.co)

COMPARTIR