Tras  las fuertes lluvias registradas en la madrugada de este lunes, la captación de agua fue suspendida por tal motivo se podrán presentar intermitencias en el servicio durante el día. 

En la vía al Cañon se registró la caída de algunos arboles.

Debido a las fuertes lluvias registradas en la madrugada de este lunes el río Combeima presentó un alto nivel de turbiedad y un aumento súbito del caudal que superó los 100.000 litros por segundo. Por ese motivo, el servicio tuvo que ser suspendido en el 80% de la ciudad, pero el IBAL ya tiene activados los protocolos para restablecer el suministro de agua en el transcurso del día.

Según José Alberto Girón, gerente del IBAL, la creciente del río Combeima es la más alta de los últimos 21 meses y se debió también al aumento del caudal en las quebradas El Guamal, Las Perlas, La Plata y La Seca.

“Todavía hay creciente y una alta turbiedad, porque hay arrastre de material y remoción de masa. Tuvimos que tomar la decisión de cerrar la bocatoma del río Combeima y nos estamos sosteniendo con la bocatoma Cay”, afirmó Girón.

El Gerente resaltó que, en el transcurso del día, habrá intermitencia en la prestación del servicio. Además, reiteró que la ciudadanía debe regular el uso del agua debido a que se espera una fuerte temporada invernal.

 Atención de emergencias

El Grupo de Prevención y Atención de Desastres, en cabeza de Guiomar Troncoso indicó que tras las fuerte lluvias se activaron  todas las redes de alarma para proteger la integridad de los ibaguereños que habitan cerca al río Combeima.

Cabe mencionar que las fuertes lluvias también ocasionaron caídas de árboles en la vía entre Ibagué y el corregimiento de Juntas, así como afectaciones en seis viviendas del sector.

La Directora del GPAD concluyó que todos los organismos de socorro de la ciudad están alerta para atender cualquier emergencia que se presente en el sector.


Redacción: Verónica Palacio