El Papa Francisco afirmó que el verdadero ayuno en Cuaresma es ayudar a los otros y criticó la actitud hipócrita de algunos respecto a la limosna.

En la Misa matutina en la Casa Santa Marta, el Papa explicó las lecturas del día, que hablan de la penitencia que somos invitados a hacer en este tiempo de Cuaresma. El Santo padre explicó que el  verdadero ayuno en nuestros días no consistirá en compartir el pan con el hambriento, o en vestir al desnudo. sino en evaluarnos y pensar si realmente estamos actuando bien.

Francisco hablo de la penitencia que somos invitados a hacer en este tiempo de Cuaresma Así, en la primera de ellas, Dios reprueba la falsa religiosidad de los hipócritas que ayunan mientras hacen sus propios negocios y oprimen al resto.

“Es un ayuno para hacerse ver o para sentirse justo, pero al mismo tiempo he hecho injusticias, no soy justo, Pero soy generoso, haré una hermosa ofrenda a la Iglesia”. Pero dime, pagas lo justo a tus empleados de hogar o no pagas lo justo.

Francisco concluyó “Pensemos en estas palabras, pensemos en nuestro corazón, como nosotros ayunamos, oramos, damos limosna. Y también nos ayudará pensar qué siente un hombre después de una cena, que ha pagado 200 euros, por ejemplo, y regresa a casa y ve un hambriento y no lo mira y continúa caminando. Nos hará bien pensar en ello”. 


Redacción: Verónica Palacio