Un sacerdote católico en Pakistán organiza hace algunos años un campeonato de fútbol interreligioso como una iniciativa para combatir el odio religioso que existe en el país.

El P. Emmanuel Parvez, sacerdote de la diócesis de Faisalabad, tuvo la idea de este torneo hace 15 años y comenzó a realizar este campeonato en Kushpur, una aldea con mayoría cristiana ubicada en Punjab. Actualmente participan más de 30 equipos provenientes de las diversas provincias del país.

El P. Parvez indicó que este torneo ayuda a “crear un ambiente de paz y diálogo entre la juventud de los distintos credos y a fomentar la hermandad y la tolerancia en una sociedad asolada por el terrorismo”.

Por su parte, el propietario del Club de Fútbol Samundri, manifestó que a través del deporte se pueden afianzar lazos de amistad.

En Pakistan el Fútbol es considerado un deporte de segunda clase, por ende, los que más lo practican son los pobres, sin embargo el padre Emmanuel y el propietario del equipo siguen trabajando para lograr posicionar el deporte en el país.

El P. Parvez también defiende la libertad religiosa de los cristianos. El padre afirmo que trabajaba en ello  porque los musulmanes habían incrementado las costumbres de denunciar a los fieles seguidores; bajo la ley de blasfemia.


Redacción: Verónica Palacio 

COMPARTIR