El corazón humano busca siempre la oración incluso sin saberlo; y si no la encuentra, no tiene paz. Pero para que se encuentren Dios y el hombre, es necesario cultivar en el corazón un amor cálido por Él, un amor afectivo. Sobre estas cosas tan bonitas y ciertas nos habla el Papa Francisco hoy, en este nuevo capitulo de la serie animada Un Minuto con Francisco.

Muchas veces nos cuesta rezar, escuchar a Dios y tener una verdadera relación de amistad con Él.

“Solo cuando Dios es el afecto de todos nuestros afectos, el significado de estas palabras se hace pleno. Entonces nos sentimos felices, y también un poco confundidos, porque Él piensa en nosotros. Pero sobre todo ¡nos ama! ¿No es impresionante esto? ¿No es impresionante que Dios nos acaricie con amor de padre? Es muy bello, muy bello”. 

Catholic-Link

COMPARTIR