Fotografía Presidencia

Recibo este premio en nombre de los cerca de 50 millones de colombianos victimas del conflicto armado

Con un emotivo discurso el presidente Juan Manuel Santos recibió este sábado en oslo Noruega el premio Nobel de Paz 2016, mediante un evento histórico para Colombia que marca el fin del conflicto armado de mas de 50 años.

 Berit Reiss-Andersen, vicepresidenta del Comité Noruego del Nobel, hace entrega del premio a Juan Manuel Santos
Berit Reiss-Andersen, vicepresidenta del Comité Noruego del Nobel, hace entrega del premio a Juan Manuel Santos

“La guerra que causó tanto sufrimiento y angustia a nuestra población, a lo largo y ancho de nuestro bello país, ha terminado”, añadió, el presidente en el comienzo de su discurso.

El mandatario recordó la victoria del no, por escaso margen, en el plebiscito convocado para refrendar el acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el pasado 2 de octubre; el mandatario recordó este suceso con un pasaje de Cien años de soledad del nobel de Literatura Gabriel García Márquez, su compatriota. “Los colombianos nos sentíamos como habitantes de Macondo: un lugar no sólo mágico sino también contradictorio”

Santos continuo, “Me propuse convertir este revés en una oportunidad” y, no habían transcurrido cuatro días, cuando llegó la concesión del Nobel, “un regalo del cielo”.

“En un momento en que nuestro barco parecía ir a la deriva, el Premio Nobel fue el viento de popa que nos impulsó para llegar a nuestro destino: ¡el puerto de la paz!”.

“Los expertos me dicen que el proceso de paz en Colombia es el primero en el mundo que ha puesto en el centro de su solución a las víctimas y sus derechos. Adelantamos esta negociación haciendo un gran énfasis en los derechos humanos. Y de esto nos sentimos muy orgullosos”, agredo el mandatario

Entre tanto, en su discurso preciso que las víctimas quieren la justicia, pero más que nada quieren la verdad, y quieren, con espíritu generoso, que no haya nuevas víctimas que sufran lo que ellas sufrieron. Santos cito al profesor Ronald Heifetz, de la universidad de Harvard , en donde se graduó y quien le dio un consejo. “Me dijo: Cuando se sienta desanimado, cansado, pesimista, hable siempre con las víctimas. Son ellas las que le darán ánimo y fuerzas para continuar”.

“Y es así como lo he hecho me he sentado y he escuchado las desgarradoras historias de las victimas“, hoy algunas de ellas están aquí en representación de las muchas que esperan que construyamos una paz estable y duradera.

Santos también agradeció a los representantes del Gobierno que estuvieron sentados en la habana“Pertenece también a los que negociaron en La Habana y me refiero tanto a los negociadores del Gobierno como a los de las FARC, mis adversarios, que demostraron una gran voluntad de paz”.

A su vez resalto el trabajo de las fuerzas militares colombianas, dedicó el galardón a “los héroes de las Fuerzas Armadas de Colombia. Ellos nunca han dejado de proteger al pueblo colombiano”.

Finalmente, compartió el galardón con la comunidad internacional “que con generoso y unánime entusiasmo, respaldó el proceso de paz desde sus inicios”.


Redacción: Verónica Palacio