El Ibal, las Secretarías de Infraestructura, Gobierno y Salud hacen parte del Comité de Emergencias que busca mitigar la afectación de la ola invernal en el Municipio.

El Comité Técnico integrado la Alcaldía de Ibagué, Cortolima, Defensa Civil, Ejército, Policía Nacional, Alcanos, Enertolima, Movistar y Comunicaciones, evaluó las zonas más riesgosas de la ciudad para tomar medidas preventivas ante la posibilidad de cambios climáticos.

Lo anterior, teniendo en cuenta los reportes del IDEAM, donde se evidencia que existe un 57 % de probabilidad para que Fenómeno de La Niña llegue antes de lo previsto. “Ante esta situación, el Comité ha definido dos frentes, la atención de desastres oportuno y las medidas que se van a tomar para la salvaguardar la vida y los bienes de personas que residen cerca a sectores más afectados”, manifestó Alberto Girón, gerente del Ibal.

Por su parte, Sandra Rubio Secretaria de Infraestructura se refirió a los hallazgos encontrados en las inspecciones y revisiones realizadas de acuerdo a lo plasmado en el POT manifestando, “durante la evaluación pudimos constatar que tenemos una zona de alta remoción en masa que va desde la Carrera Primera y Primera-Sur, entre el barrio El Libertador y El Baltazar”.

Y agregó, “encontramos desprendimientos importantes que pueden conllevar a un deslizamiento de tierra y roca. Allí existe un problema de árboles que están recargando el terreno, además se evidencia una construcción que no cumple con las condiciones técnicas” explicó la funcionaria.

 

La supervisión también reflejó el mal manejo de las aguas de cubierta y servidas, por lo que se ha generado más remoción de tierra. “Para las emergencias no mitigables, de las viviendas en riesgo, se estudia la posibilidad de una reubicación a zonas más seguras”, concluyó la Secretaria de Infraestructura.

 

Control de Emergencias

Desde el pasado domingo, se han atendido 16 emergencias de deslizamientos de tierra, las más significativas se presentaron en el sector El Libertador a la altura del Bario Baltazar, “queremos brindar un parte de tranquilidad, estamos controlando las situaciones que se presentan, somos un solo equipo que trabaja por el bienestar de la ciudadanía”, aclaró el gerente del IBAL.

El gerente también precisó, “el IBAL ya cuenta con el Plan de Contingencia para enfrentar el fenómeno de la niña como lo exige la Superintendencia de Servicios Públicos y el Ministerio de Vivienda donde se establece como actuar de manera inmediata ante las emergencias generadas por las altas pluviosidades o por los deslizamientos”.

La semana pasada ciudad tuvo precipitaciones de más de 300 milímetros por hora cuando la media en Ibagué no supera los 120, el funcionario advirtió que se esperan lluvias más fuertes y más extensas que hacen que los suelos se saturen y por eso se desestabilizan.

Frente a las inundaciones la Alcaldía de Ibagué viene adelantando desde el 15 de enero el Plan PEPA, “Plan Estratégico Preventivo del Sistema del Alcantarillo”, donde se han visitado 68 barrios limpiando los sumideros, lo que ha permitido recolectar más de 23 toneladas de basura.

La Administración Municipal hace un llamado a la cultura ciudadana ya que algunas personas siguen arrojando muebles, escombros, y hasta animales muertos lo que produce inundaciones en la ciudad.

 

COMPARTIR