Imagen web

El presidente estadounidense, Donald Trump, admitió que está siendo “duro” y lo seguirá siendo en sus llamadas con otros líderes internacionales, ya que, a su juicio, el resto de países “se han aprovechado” hasta ahora de EE.UU. y “eso no va a ocurrir más”.

Trump admitió que esta siendo “duro” y lo seguirá siendo en sus llamadas con otros líderes internacionales, ya que, a su juicio, el resto de países “se han aprovechado” hasta ahora de EE.UU. y “eso no va a ocurrir más”.

En el Desayuno Nacional de Oración, un acto que mezcla política y religión, y que se celebra tradicionalmente en Washington el primer jueves de febrero.El mandatario estadunidense  asevero “Cuando oigan sobre las duras llamadas telefónicas que estoy teniendo, no se preocupen”.

Trump continuó “Son duras, tenemos que ser duros. Es hora de que seamos un poco duros”, subrayó Trump al anotar que hasta ahora “prácticamente todas las naciones del mundo se han aprovechado” de EE.UU. y prometió que “eso no va a ocurrir más”.


Redacción: Verónica Palacio