Los reclutadores cuentan con muy poco tiempo para desecartar o seleccionar a partir de decenas de candidatos para una sola posición. Por ello, diferenciarse del resto es el mayor reto para los candidatos.

 

“Tienes 30 segundos para que el currículum atrape el interés del reclutador. Después, la curva de atención va para abajo”, dijo la CEO de la consultora de talento Shore Consulting Group, Linda Shore. Los especialistas recomiendan eliminar adjetivos y describir las cualidades a través de logros medibles.

 

 

“Entre el 40% y el 70% de los candidatos no pasan el primer filtro, que es el currículum”, dijo la directora general del portal de empleo trabajando.com, Margarita Chico. Los candidatos suelen recurrir a frases repetidas y generales que no expresan sus cualidades particulares.

Además suelen emplear términos poco específicos sobre sus metas y objetivos, llamados por los reclutadores “muletillas del currículum”. “El candidato trata de permanecer en un contexto tan general, para no ser sesgados en los procesos de selección, y termina por hacer currículums ambiguos”, dijo Elizabeth Paullada, Gerente Ejecutiva de Page Personnel.

Si la mayoría emplea las mismas palabras para describir su trayectoria, el candidato que describe sus cualidades a través de resultados proyectará una mejor imagen curricular. Las siguientes palabras no deberían aparecer en ningún currículum del siglo XXI, según las expertas consultadas:

1. Desarrollo profesional

Las muletillas son palabras que no comunican mucho. Una de las más utilizadas es “Busco desarrollarme profesionalmente en una empresa que…”. “Ya sabemos que ese es el objetivo obvio, pero ¿qué es realmente lo que quieres?”, recomienda Chico. Por ejemplo: “Quiero ocupar una gerencia comercial”.

2. Lider

Si el postulante se presenta como formador de líderes y preparación de ejecutivos a su cargo, tiene que probarlo y no solo usarlo como adjetivo. “Hay candidatos que no han tenido gente a cargo y ponen liderazgo”, señaló Paullada. Aunque existe el liderazgo nato, las empresas se basan en resultados para evaluar.

3. Orientado a resultados y “high energy”

Las palabras también están sujetas a modas y lugares comunes. Actualmente existe una tendencia por destacar estas dos palabras que un reclutador encontraría más atractivas si en lugar de tratarse de adjetivos calificativo fueran acciones. Por ejemplo: “Incrementé las ventas en 20% en los primeros dos años, superando la expectativa de 15%”. “¡Eso es estar orientado a resultados y no tuviste que decirlo”, explicó Shore.

4. “Experiencia de X número de años”

Más allá de subrayar el número de años, el énfasis debe centrarse en la experiencia por funciones. Por ejemplo, en lugar de decir 20 años de experiencia en recursos humanos, explicar si es en reclutamiento, capacitación, etc., y, mejor aún, exponer los logros conseguidos en cada una de ellas, aseguró Chico.

5- “Aunque”, “pero”, “sin embargo”

“Las palabras que planteen una excusa o una situación en negativo deben ser removidas de cualquier hoja de vida”, explicó Paullada. En algunas ocasiones, los candidatos exponen una situación de crisis para demostrar que ellos hicieron bien su trabajo. Por ejemplo: “Aunque no llegamos a nuestra meta, yo conseguí que los clientes….”. En su lugar, se recomienda enfocarse en lo que sí se logró y hablar siempre en positivo.

6- Información familiar

La información familiar (padre, madre, hermanos, cónyuge, hijos, etc.), los hobbies y demás datos personas como dirección y los 15 teléfonos y correos electrónicos puede ser localizado deben salir de un currículum no tienen cabida en estos. “El teléfono celular y un correo electrónico son suficiente. Todo lo demás se deja para la entrevista”, dijo Chico.

 

CNNExpansion

COMPARTIR