Si hemos sido fieles no tendremos miedo, dijo el papa Francisco este martes en la homilía matutina que se celebra en la Casa Santa Marta del vaticano

Así lo dijo el sumo pontífice, quien advirtió también contra el engaño de la “alienación” de solo vivir, es decir, como si jamás fuésemos a morir, invitándonos de esta manera a reflexionar que también esta vida la dejaremos en algún momento.

Esta es además señalo el papa Francisco también una reflexión de parte de la iglesia en la última semana del año litúrgico, “una llamada del señor a pensar seriamente en el final, de cada uno de nosotros, porque todos tendremos un final” señalo el santo padre, agregando que debemos pensar también en la estela que deja nuestra vida. ”No nos gusta pensar en estas cosas y cuando cada uno de nosotros nos hayamos ido, pasaran los años y nadie se acordara de nosotros”.

Al final como se cuenta hoy dijo el papa Francisco, refiriéndose al Apocalipsis de Juan, habrá un juicio para cada uno de nosotros y nos hará bien pensar y preguntarnos ¿Cómo será ese día ante Jesús?, “Cuando Él me pregunte por los talentos que me ha dado, a ver qué he hecho yo. Cuando Él me pregunte sobre cómo estaba mi corazón cuando se sembró, como un camino o como las espinas: esas parábolas del Reino de Dios. ¿Cómo recibí la Palabra? ¿Con corazón abierto? ¿La hice germinar para el bien de todos o la escondí?”.

Todos seremos juzgados

El santo padre advierte que cada uno de nosotros, estar ante Jesús en el día del juicio, haciendo referencia a las palabras del evangelio de Lucas “no os dejéis engañar”, el engaño del que habla es el de la alienación, de las cosas superficiales, que no tienen trascendencia, es el engaño de vivir como si no fuéramos a morir nunca, entonces no tendremos miedo si somos fieles, sé fiel hasta la muerte, dice el señor y te daré la corona de la vida, la fidelidad al señor no decepciona, asegura el papa Francisco.

“Si cada uno de nosotros es fiel al señor, cuando venga la muerte diremos como Francisco: ‘hermana muerte, ven’… No da miedo. Y cuando sea el día del Juicio miraremos al señor: “Señor, tengo muchos pecados, pero he tratado de ser fiel”. Y el señor es bueno”.


Redacción: Cristian Camilo Cuellar Trujillo

COMPARTIR