Fotografía Fuente Aleteia

A las 7:40 de la mañana hora local, se presentó un fuerte sismo de 6,6 en la escala de Richter en la población de Nursia (Italia), población ubicada en el centro del país, ocasionando la destrucción de la basílica de San Benito, emblemático lugar de nacimiento de uno de los fundadores de la civilización occidental, dejando graves daños y heridos que a esta hora son atendidos por los monjes de la basílica.

La catedral que se encontraba a unos pocos metros de la basílica, quedo destruida por el fuerte sismo, reportaron las autoridades al igual que el ayuntamiento de la ciudad que está situado enfrente de la Basílica de San Benito en la plaza principal también sufrió graves daños.

La comunidad de los monjes benedictinos se había trasladado a un monasterio improvisado en las montañas alrededor de la ciudad, después del sismo que se presentó en el mes de agosto con una magnitud de 4,2 en la escala, y en las primeras horas de la mañana fueron los monjes quienes informaron a través de sus cuentas de Twitter que la basílica, había   quedado arrasada en el último temblor y que ellos mismos habían bajado a la ciudad para proporcionar auxilio espiritual a los habitantes afectados.

Fotografía Fuente Aleteia

“Sentimos los temblores y vimos nubes de polvo sobre la ciudad” cuenta uno de los monjes. “Nosotros estamos a salvo. Por favor, recen por las víctimas y por nuestros sacerdotes, que se hayan en la ciudad para dar los últimos sacramentos”.

El padre Benedicto, Subprior del monasterio de Nursia, publico la noticia en el sitio web de los monjes:

“A las 7:40 de la mañana, un fuerte terremoto afectó a Nursia. Los monjes se encuentran bien, pero nuestros corazones fueron inmediatamente hacia los afectados”.

En relación con la basílica de San Benito que quedó totalmente destruida, los monjes señalaron que “esta imagen sirva para ilustrar la potencia de este terremoto y la urgencia que los monjes sentimos de buscar a quienes necesitan los sacramentos en este difícil día para Italia”.

A esta hora los habitantes siguen congregados en la plaza mayor, pues se están produciendo réplicas de forma intermitente, algunas carreteras y túneles de la población y alrededores han sido cerrados al tráfico.


Redacción: Cristian Camilo Cuellar Trujillo